Día a día

Cada día que pasa, estoy seguro de que todos vinimos a éste mundo a cumplir ciertas misiones encomendadas por Dios.

Puede que sea difícil de entender para muchos o fácil de entender para otros; pero de lo que si sabemos es que hay alguien allá arriba que determina nuestros actos, y lo que hacemos en nuestra vida, para que estamos destinados y lo que vinimos a cumplir en ésta vida.

A diario, me encuentro con personas que necesitan ayuda en diferentes sentidos de la vida, unos necesitan de apoyo psicológico, otros de una patadita para impulsarlos a lograr lo que quieren, otros buscan consejos, otros ayuda espiritual y otros sólo necesitan alguien que los escuche.

Hasta hace poco tiempo un (1) año exactamente empecé a comprender cuál era esa facilidad que tenía para que las personas me buscaran para ayudarlos de cierta manera.

Logré entender, que podía ayudarlls a entender el mundo de una manera diferente, ayudándolos a entender las cosas que suceden a diario, muchas veces son cosas que no son de fácil digestión, algo mucho más profundo, algo mucho más divino.

Por momentos siento que he llegado a entenderlo después de difíciles pruebas en los últimos años, que siempre estamos destinados a cumplir diferentes misiones. Puede que suene extraño, pero a veces el sentir cosas, percibirlas, nos hace a algunos más receptivos ante diferentes cosas que nos rodean diariamente y que para muchos es desconocido.

Sentir presencias, sentir males, sentir las energías aunque no es fácil, con el pasar de los días se aprende y desarrolla esa percepción.

Del mismo modo así como se presentan esas circunstancias así mismo se van, y así mismo llegan personas que conoces un día les ayudas y se van y, lo único que llegas a saber con el pasar de los días, es que lo que hiciste logró beneficiar a ésa persona.

Entiendo que tal vez ahora les sea difícil comprender lo complejo de éstas palabras, pero lo que tiene que entender es que tanto usted como yo, tenemos un objetivo claro en la vida, algunos lo saben desde muy pequeños, algunos lo encontramos a la mitad de la vida, otros con el pasar de los años y muchos otros no logran entenderlo. De lo que sí hay que estar seguros, es que siempre hay un ser superior que nos brinda su ayuda y su sabiduría para afrontar las diferentes pruebas que se nos presentan a diario, y que es ése ser divino es el que nos permite continuar o decaer.

Sólo espero que comprenda lo difícil que puede ser y al mismo tiempo lo fácil que puede ser si se identifica y se utiliza para bien, para ayudar.

2 comentarios en “Día a día”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s